Está siendo una gozada comenzar esta etapa con las familias y los bebés que acuden cada semana a su encuentro grupal.
Ver a los peques en pleno frenesí explorador, en un espacio en el que la palabra “NO” está prácticamente restringida; verlos poniendo en marcha sus incipientes habilidades sociales. El tener a sus mamás o papás plenamente para ellos o ellas, cuando los necesitan, en una actitud de serenidad y respeto, es algo mágico. Es un ambiente del que merece la pena beber, y del que os aseguro que salgo con las endorfinas rebosando.

El Nido de bebés Montessori-Pikler: espacio preparado para bebés de entre 2 y 36 meses.

El objetivo de preparar cuidadosamente este espacio es ofrecer a los bebés justo lo que necesitan en la etapa de desarrollo en la que se encuentran. El nido de los bebés que aún no saben desplazarse, es totalmente distinto del nido de los bebés que ya reptan o gatean. Estos a su vez, son diferentes, del nido de bebés de los niños que ya andan. Los módulos Pikler que se les prepara en la sala, la forma de distribuir los materiales y los materiales que se ofrecen son diferentes.

AMBIENTE PREPARADO EN EL NIDO DE BEBÉS MONTESOSRI-PIKLER

En el nido de los más pequeños, no se ponen los módulos Pikler; estos bebés, deben conseguir logros en su movimiento en los que los módulos de madera, no realizan ninguna función. En este nido de bebés, todos los materiales están colgados (móviles Montessori, por ejemplo) o a ras de suelo. El objetivo de esta disposición es facilitar el coger y el volteo.

Para los gateadores, aparecen los módulos Pikler; éstos que favorecen el arrastre y el gateo. Los móviles Montessori desaparecen y aparecen otros objetos que favorecen el que el niño se ponga de rodillas y erguido. Los materiales siguen estando principalmente a ras de suelo, aunque ya pueden ponerse algunos a una altura moderada, para estimular el ponerse de pie más adelante.

En el Nido de bebés que andan, los módulos de gateo aún están; es bueno que el niño regrese a posición de gateo de vez en cuando, pero ya entran módulos de subir y bajar, trepar, saltar. Un ejemplo de estos módulos son las rampas, las escaleras o el triángulo de barras. Los materiales están tanto en el suelo, como en mesas y encima de muebles.

Este taller es guiado por Alicia Chica García, psicóloga infantil, acompañante de Nido y especialista en Montessori.
Si buscas un psicólogo infantil en Granada o para cualquier consulta sobre tu caso escríbenos escríbenos a aligalico@gmail.com o llámanos al 658108538.
Se admiten consultas por Whatsapp.