ASI HA SIDO… TALLER DE JUEGO EN FAMILIA: APRENDIENDO HABILIDADES PARA LA VIDA

Miércoles 31 de mayo: Juego en familia sobre habilidades para la vida: Hoy… HABILIDADES SOCIALES:

Mediante diferentes dinámicas grupales, enseñamos a los niños a relacionarse con los demás de forma sana y constructiva, mientras se divierten con otros niños y su familia.

Hoy, en el taller de juego en familia, dedicado a las habilidades para la vida, hemos trabajado las habilidades sociales.

Primero se les ha explicado a las familias el motivo de trabajar las habilidades sociales como una de las habilidades personales fundamentales en nuestra vida y cómo se deben trabajar en niños tan pequeños, en los que el principal objeto es trabajar la desinhibición y las barreras personales, así como propiciar contactos agradables en los que el niño se sienta seguro, sin forzar su intervención.

Hemos comenzado por una dinámica de presentación. Cada uno ha escrito en un papel una cualidad física y de su forma de ser, alguna afición y su animal favorito. He ido nombrando a los participantes, que sentados en el suelo debían echarse un pelota y presentarse. A lo más pequeños los ayudaban sus papis. En esta dinámica se trabaja el hablar en público, expresar ideas de uno mismo y la escucha, además de conocernos.

Luego, hemos animado la sala un poco. A cada uno le he repartido la foto de un animal. Los demás no podían saber los animales de los demás, solo el suyo. Por toda la sala, debíamos movernos imitando a nuestro animal y buscar a los de nuestra especie para reunir el grupo del mismo animal. Con esta dinámica se trabaja la desinhibición, la atención y la pertenencia de grupo.

Luego hemos jugado al ovillo humano. Los participantes nos hemos cogido de las manos haciendo una fila y hemos empezado a enrollarnos, metiéndonos por debajo de las piernas, por encima de los brazos, etc. Solo una niña del grupo, la de más edad, no participaba en el ovillo, porque era ella la que tenía que desenredarnos. Mediante este ejercicio, se trabaja la desinhibición, el contacto personal y el trabajo en equipo.

Por último hemos hecho la dinámica llamada “Salúdame como quieras”. Hemos puesto una canción, mientras todos bailábamos por la sala libremente. Cuando la música paraba, teníamos que saludar al que tuviéramos más cerca de la forma que quisiéramos, cada vez diferente, con cualquier parte del cuerpo. Con este juego trabajamos la desinhibición, el saludo y la creatividad.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CONTACTA